Entre secretos y realidades, una reseña de Rojo sobre blanco y otros relatos, el último libro de Fernando Olszanski

Entre secretos y realidades, una reseña de Rojo sobre blanco y otros relatos, el último libro de Fernando Olszanski

por Alejandro Monasterio

El último libro de Fernando Olszanski, Rojo sobre blanco y otros relatos, es una colección de tres cuentos y una novela corta, la cual que le da el título al libro. Ya desde la sugestiva portada podemos ver que el libro nos hará caminar por un tumulto de emociones, donde los secretos son la parte más vulnerable del ser humano, en ellos es donde se esconden los misterios y las dudas. Olszanski ha demostrado desde su anterior libro de cuentos El orden natural de las cosas, que es un escritor que le gusta investigar al ser humano. Sus personajes suenan reales y creíbles, llenos de retos y dilemas donde las decisiones, las emociones y las circunstancias cambian de manera rápida y a veces con crueldad. Rojo… no defrauda en ese sentido, es un libro bien escrito y con el propósito de retratar al ser humano, sí es cierto que Olszanski se basa también en la experiencia migratoria y la alienación, pero no es circunstancial que el lector se pueda identificar con los personajes independientemente del accidente geográfico de las nacionalidades y de las latitudes.

El primer relato, “Los mitos”, es un cuento reflexivo donde las circunstancias del narrador, un poeta venido a menos, recuerda a un Drug Lord de un barrio de Chicago ya no como un común criminal, sino como un héroe comunitario tan lleno de contradicciones como idealista y patriota al mismo tiempo. Johnny Camacho, el personaje por el que ronda el relato, es un tipo afable y sensible que ve en las drogas un medio para hacer cosas, cosas grandes, como ayudar a la revolución cubana o lograr la independencia de Puerto Rico. ¿Es quizás este personaje una reminiscencia de Ícaro? Lo cierto que Jhonny y el poeta venido a menos tienen una conexión diferente entre ellos, y en el desenlace de la historia veremos en qué nivel de confianza se encuentra uno con el otro.

El segundo relato, “Guerra”, nos lleva al submundo de pandillas, donde las lealtades se juzgan a partir de balas y de venganzas. Rocco, un joven pandillero hispano, vive una historia de amor con Zuli, la hermana menor del jefe de la ganga o pandilla como se le dice en Estados Unidos. Esta historia de amor se contamina de sangre, atentados y una lucha frenética por recobrar una suma de dinero importante que tiene a la ciudad de Chicago al filo de una guerra entre pandillas, la policía y a los agentes federales involucrados en ella. Por supuesto que el relato es interactivo con el lector, porque las lealtades se ponen a juicio hasta el límite de la paciencia humana.

“Las cenizas de los abuelos” es un relato diferente a los anteriores, es más emocional y hurga en la psiquis humana. Una madre y su hija vuelven al terruño después de casi cincuenta años, para encontrarse con un paisaje humano desolado por las mentiras y los secretos guardados por generaciones, que irremediablemente afectará a los protagonistas de manera especial y profunda. Otra muestra de que Olszanski es un escritor que basa la sicología de sus personajes en lo cotidiano y en la realidad de la vida que nos rodea. Este cuento trae ciertas reminiscencias de Ulises y su regreso a Ítaca.

“Rojo sobre blanco” es una novela corta que sucede en un hospital cualquiera. El autor no especifica como en los relatos anteriores donde marca a Chicago como eje central de los que sucede, sino que deja al lector jugar con su imaginación para descubrir el espacio geográfico, por el tono de los personajes, uno puede imaginarse al cono sur latinoamericano. Un médico ya consumido por el sistema hospitalario, se abandona a la desidia y monotonía de su trabajo, hasta que un evento en particular, un intento de homicidio en el hospital mismo, dispara una carrera entre la vida y la muerte que puede incluir al mismo doctor, tan solo por involucrarse emocionalmente con la víctima del intento de homicidio.

Rojo sobre blanco y otros relatos es un libro cargado de giros emocionales. Las historias son genuinas y al mismo tiempo certeras. El hilo común de ellas es que todos ls relatos tienen secretos que cambiarán para siempre a los personajes a sus idiosincracias. Rojo sobre blanco y otros relatos, es un libro de buena lectura y que nos ayuda a entender al ser humano y sus avatares cotidianos, y cuando un libro trata de explicarnos lo que nos sucede a diario van la pena leerlo.

Alejandro Monasterio, periodista, crítico y bloguero de origen sudaca radicado en Milwaukee.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s